Hoy jueves, relato: Fotografía


-->


El martes, de vuelta a casa encontraron la cama del dormitorio principal, deshecha. En el baño, había una maquinilla de afeitar preparada sobre el lavabo, pero sin usar. En la cocina, dos tristes tostadas seguían esperando la mantequilla y la mermelada. En el estudio, junto al ordenador, una taza de frío café que nadie bebió. Todo estaba tal cual lo habían dejado.

A pesar de ser domingo, se levantaron muy de mañana. A toda prisa, quisieron desayunar un café con leche y tostadas, pero las contracciones cada vez más aceleradas, los hicieron partir de inmediato. El gran momento había llegado: su primer hijo iba a nacer y no había ni un solo segundo que perder. 
  
Relato escrito para la convocatoria del blog Lugar de encuentro

Hoy jueves, relato: El calor


-->



Las cigarras cantan incansables al calor sofocante de una tarde de verano. El viento duerme la siesta hasta que el sol implacable se oculte en el horizonte y lo deje salir. En el jardín hay un grajo que con el pico y las alas abiertas, mira con tristeza el agua del estanque. 

La niña, observa en silencio al ave, expectante por ver cuanto tarda en lanzarse al agua para beber y refrescarse. Pasan los minutos y el grajo no se decide ni a lanzarse al agua, ni a beber. La niña, impaciente se vuelve hacia su abuelo e interrumpiéndole su lectura le pregunta:

- Abuelo ¿que le sucede al pájaro que no bebe?

- Es un grajo, y los grajos no beben agua en verano – respondió el abuelo

- ¿Por qué, con el calor que hace? - preguntó la niña

- Te voy a contar la historia de por qué los grajos no beben agua en verano.

“ Noé, mandó salir a uno de los grajos que llevaba dentro del arca para que explorase el exterior y le dijera si ya era posible salir del arca. El grajo partió y no volvió. Noé, cansado de esperar, mandó esta vez a una paloma para la misma tarea. Pasadas unas horas volvió al arca y le dió la respuesta a Noé.

Dios, que todo lo ve, enfadado por la desobediencia del grajo, lo buscó y le dijo:

- ¿Por qué no has vuelto al arca de Noé, grajo?

El grajo no contestó.

- Mereces un castigo por tu desobediencia, así que elige entre ir sin plumas en invierno o no beber agua en verano.

El grajo escogió no beber agua en verano. ” 

Relato escrito para la convocatoria del blog Lugar de encuentro

+40º C a la sombra






 

y en el sol...?