Teachers, leave de kids alone!

Las vacaciones escolares (no de profesorado), cada año se retrasan unos días más. El 25 de junio es el último día de clase  en Andalucía, y el 26 entrega de notas. Va siendo hora de que los profesores dejen solos a alumnos y de que los alumnos los dejen solos a ellos. Creo que el agradecimiento va a ser mutuo ;-)



Solsticio de verano en la Sinagoga del Agua



Como todos los años, y con el Solsticio de Verano, los rayos del sol ascienden con lentitud y penetran tímidos por un ventanuco hasta proyectarse, como símbolo de pureza y vigor, sobre el agua del mikveh o baño ritual.
 


Más sobre La Sinagoga del Agua  - Ubeda (Jaén)

Hoy jueves, relato: Cartas al director



 I D I O C R A C I A


El diccionario de la Real Academia Española tiene dos entradas para definir la palabra democracia. La primera es: doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno. La segunda, predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado.

Cierto es que el pueblo interviene en el gobierno político de un estado. Cada cuatro años, en este país en el que nos ha tocado vivir, es preceptivo elegir a nuestros representantes políticos mediante sufragio universal. Hay otras formas de que el pueblo participe en el gobierno, como es elevar un número suficiente de firmas al Parlamento para pedir cambios en leyes vigentes; reivindicar derechos a través de manifestaciones autorizadas y pacíficas, por ejemplo.

De los tres medios que he citado, solamente el primero es el que interesa al político porque es el que lo lleva al poder. Una vez encumbrado en él, se olvida de quienes lo han puesto ahí; de tal manera que si alguna vez hay manifestaciones en la calle en contra de sus directrices de gobierno, no duda un instante en callar esas voces que se levantan y disolver la concentración mediante cargas policiales como día sí y día también nos muestran los medios de comunicación y las redes sociales. Cuando llegan al Parlamento las firmas pertinentes como para que produzca el cambio que se pide, sencillamente se las pasan por el arco del triunfo.

Nos toman por idiotas, bajando de su Olimpo particular cada cuatro años en el periodo de campaña electoral, cuando entonces (para ellos) el pueblo es lo más importante; pero pasadas las elecciones, lo único que luce es su propio interés a costa de pisotear a quienes le dieron su voto. Así que, con permiso de la Real Academia Española, me voy a tomar la libertad de inventar una palabra nueva para definir el escenario donde vivimos y que, desgraciadamente nos resulta bastante familiar: IDIOCRACIA.

NOTA: Idiocracia es una película del año 2006, que si aún no habeis visto, os la recomiendo encarecidamente, pues recoge algunos aspectos muy interesantes sobre lo que la vida puede llegar a ser en idio/demo-cracia.

Más cartas en el buzón Brisa de Venus