Hoy jueves, relato: historias en blanco y negro


Las fotos en blanco y negro me transportan al pasado. No lo puedo evitar. Hay quien mira la misma que foto que yo y le  ve otros matices, le saca mil y un detalle  a cada uno de los tonos de grises. Y sin embargo a mi esos colores me llevan a otros tiempos, me llevan al patio de la escuela donde pasaba los recreos.

Recuerdo una tapia blanca con una reja negra encima. Los niños más grandes llegaban a la altura de la reja y entre juegos, carreras y risotadas se acercaban a mirar quien pasaba por la calle. Yo,  no veía el momento en que creciera y alcanzara  la ansiada reja para mirar como los demás. Por eso cada septiembre, al volver al patio de la escuela, me acercaba y con mis manos encima de mi cabeza medía cuantos dedos faltaban para llegar: primero fueron cinco, después fueron dos,  luego uno... y cuando descubrí que poniéndome de puntillas veía un trocito de calle, una ola de regocijo estalló dentro de mí.


Más historias en blanco y negro, en Molí del Canyer

9 Cartas esféricas:

Juan L. Trujillo dijo...

Preciosa metáfora de lo que es la vida. Un intentar crecer para comerte el mundo y al final, conformarse con ver un trocito de calle.
Besos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Que lindos recuerdos cargados de simbólicos significados. Todo llega en la vida. . Un abrazo

Campirela_ dijo...

Al final no solo viste la calle , segura estoy que años más tarde sería donde tus recuerdos del colegio los comentarías con tus compañeras de clase.
Las fotos en blanco y negro tienen una nostalgia infinita pues es cierto que nos recuerdan tiempos pasados.
Un abrazo en la noche.

Tracy dijo...

¡Ay que ver las ganas que tenemos de ser mayores cuando somos pequeños y... ¿para qué? para luego desear ser pequeños...

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Esas ganas de crecer....y lo digo yo que fui la más pequeńa de tres. La infancia es un tesoro que dura demasiado poco. Bienvenida de nuevo Mar, gracias por participar, besos.

Maria Liberona dijo...

Que lindo recuerdo y esas ganas de crecer. sin saber como es el mundo de los adultos

Mujer Virtual dijo...

Pequeñas metas alcanzadas crean satisfacción
Un abrazo

De barro y luz dijo...

La altura de miras no cesa de crecer con los años... sea en B/N o en colores.

Bss

Ginebra Blonde dijo...

Uno de nuestros primordiales sueños de la infancia: crecer… Y lo has contado muy bonito.
Un placer leerte, Mar.

Bsoss, y feliz finde.

Publicar un comentario

Los rincones de mi nave
no guardan secretos;
salvo la intención, quizá,
de alguno de sus versos.