25-N, no + violencia de género

No, a la violencia de género. Ni un sólo segundo más.



Arca de Noé

Donde quiera que uno vaya, siempre hay un hijo de ...






Encontré esta viñeta en la red (¿dónde si no?) y me gustó. Os la dejo, para que le pongais una sonrisa  al lunes, y para que sepais que hijos de ... además de en el trabajo, tambien los hay fuera :)


Hoy jueves relato: La tragedia de las marionetas




-->
Llegó a casa, soltó el maletín en el armario de la entrada, se quitó al bufanda y la colgó con el abrigo. Se sirvió un generoso güisqui con hielo, se aflojó la impoluta corbata con desgana y cansado se tumbó en el sofá despues de una agotadora jornada de trabajo.

Había sido un día especialmente duro. Le tocó reestructurar la plantilla de personal que estaba a su cargo, con arreglo a las directrices que el director general de la empresa para la que trabajaba, le había dado. No era plato de gusto para nadie, y tampoco para él, tener que despedir a compañeros brillantes en su trabajo y con una más que notable valía como personas.

Se sentía contrariado y enfadado consigo mismo. Por más que había intentado no tocar el cupo de la plantilla, defendiendo a sus compañeros hasta el último aliento, no consiguió que el director general cediera lo más mínimo. Tenía la esperanza de que cuando el tiempo pasara y se vieran los efectos producidos por las carencias en personal cualificado, el director daría un paso atrás y las cosas volverían a su sitio.

Pero mientras tanto, se sentía como un vilano a merced del viento, sentía que no era más que una marioneta en manos de un malévolo titiritero cegado por la codicia y el dinero. 

Más relatos en casa de Neo

Adiciones a la ley de Murphy





Dice la ley de Murphy que si algo puede salir mal, saldrá mal; y que toda tostada que cae al suelo, lo hace por el lado de la mantequilla. Os dejo otras leyes paralelas a la de Murphy, que tambien tienen su miga :)


Ley de Pattinson sobre la Electrónica
Si los cables se pueden conectar de dos formas diferentes, la primera que intentes es la que funde los plomos.
 
Ley de Harvard, aplicada a los ordenadores
Bajo las condiciones más rigurosamente controladas de presión, temperatura, volumen, humedad y otras variables, el ordenador hará lo que le dé la gana.

Ley de Naeser
Puede hacer algo a prueba de tontos, pero no puede hacerlo a prueba de ese maldito tonto.
 
Ley de Ken
Una partícula que vuela buscará el ojo más próximo.

Ley de Frothingham
La urgencia de algo es inversamente proporcional a sus importancia.

Ley de Johnson
Si se le pasa por alto un artículo de una revista, será éste el que explicaba lo que usted tenía más ganas de leer. Corolario: y sus amigos lo han perdido o lo han tirado.

Tema: Marieta - Javier Krhae

Hoy jueves, relato: Volvemos en 6 minutos...

 
Volvemos en 6 minutos... nos cambieis de canal” dice una voz de mujer por el altavoz de la tele. Roberto Mirón, mira con cara de fastidio la pantalla de su plasma de treinta y dos pulgadas y resopla resignado a la tiranía publicitaria a la que la película que intenta terminar de ver, está sometida.

Es indignante ver que cuantos menos minutos de quedan a la película, más publicidad ponen”- piensa para sus adentros Roberto.

Lleva sentado delante de la tele desde las diez de la noche, hora en la que comenzó la película que quería ver y pasan veinticinco minutos de la media noche, y aún no ha concluido. Le quedan apenas unos cuantos fotogramas, pero la cadena que la emite, quiere amortizarla al máximo, alargando su final hasta el límite de la paciencia de los telespectadores. Roberto se levanta, aprovecha la "pausa"  para ir al baño y lavarse los dientes con la idea de irse a la cama directamente en cuando termine la puñetera película y así ganar unos minutitos más para dormir.

No se de que sirve tanta cadena privada, si todas abundan en lo mismo: la mayoría de los programas responden al mismo modelo, los noticiarios están al servicio del pagador, las series o películas que merecen la pena verse se hacen insufribles a causa de la publicidad... Mejor sería menos cadenas y de más calidad, como antes” - piensa Roberto entre tanto se cepilla los dientes- “ pero, claro, desde que se dió luz verde a las cadenas privadas, se inventó la máquina de cortar jamón y el bidé, ya nada es lo mismo ni sabe igual...

Más pausas publicitarias en casa Juliano
 


Hoy jueves, relato: halloblogween



Sabía,  antes de entrar en la habitacón por el olor a lavanda y a carbón quemado, que su abuela estaba planchando.
 - ¿Que planchas hoy, abuela? - preguntó Natalia.

 -Las sábanas. Verás, Natalia, me contaba mi abuela que le contaba su abuela que en la víspera del día de Difuntos las ánimas de nuestros antepasados volvían del más allá para pasar la noche en su antigua morada. Había que vestir las camas de limpio para que cuando volvieran estuviese el dormitorio dispuesto como en sus tiempos. Y eso estoy haciendo yo hoy: preparando la ropa de cama tal cual se hacía antaño y hacer las camas para seguir con la tradición. -respondió Nadia a su nieta.

 - ¿Y cuando es ese día, abuela?

 - El día es mañana, así que es esta noche cuando descansarán en sus antiguas camas.

Natalia miraba a su abuela Nadia con los ojos muy abiertos sin salir del estupor que le producía lo que acababa de escuchar.

 - No debes tener miedo Natalia, nada malo sucederá. Es solo una tradición que poco o nada tiene de cierto pero que a mi me gusta seguir, tal como lo hacía mi abuela. Pero podemos dormir juntas esta noche si así estás más tranquila.

 - ¡Sí, sí!- respondió la niña con mucha alegría pues domir con su abuela era una de las cosas que más le gustaban- ¡Y me contarás un cuento de esos que tú sabes!

He recreado en este breve relato una leyenda que iba (no se si todavía va) de boca en boca por pequeños pueblos de la provincia de Jaén. Me lo contaba mi madre de pequeña. A ella se lo había contado mi abuela, que se lo contó mi bisabuela, que se lo contó mi tatarabuela... varias generaciones atrás.

Más relatos de miedo en Teresa Cameselle 

Hoy jueves, relato: Colores



Natalia llevaba varios días en casa de su abuela Nadia y no veía el momento en el que llegaría su querida prima Isabel. Aquella mañana, se levantó más temprano que de costumbre, se puso su vestido blanco estampado con soles amarillos, muy acordes con la estación estival, y bajó a desayunar a la cocina a toda velocidad. Despues volvió al dormitorio y cogió la cajita marrón que el verano anterior le regalara aquel cuenta cuentos de aire bohemio y sombrero tirolés. De repenté oyó el claxon de un coche en el exterior y con una gran sonrisa en su cara,  salió corriendo al encuentro de su prima Isabel.

Ya a solas, Natalia sacó la cajita marrón de su bolsillo, la abrió y le mostró su pequeño tesoro: tres bolitas multicolores. Isabel abrió sus vivarachos ojos negros y llena de curiosidad, cogió entre sus manos las tres bolitas.

Una era azul cristalino y cuando la miraba a contraluz, su color la transportaba al seno de un mar diáfano y sereno. Otra, era anaranjada y cuando la tenía en la mano, le transmitía el calor que tienen los colores que ocupan el espectro más calido de la paleta: rojos, dorados, granates, marrones... La última bolita era mucho más llamativa que las dos anteriores puesto que sobre un verde intenso, resaltaban diminutas burbujitas rosas, amarillas, rojas, violetas... A Isabel le pareció que un trozito de prado lleno de flores en primavera había sido metido en aquella pequeña canica de cristal.

Más colores, en casa de Lois y Clark


Tema: Aquarela - Toquinho

Hoy jueves, relato: de libros...



Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos... 

Aunque casi no necesita presentación, así empieza "Cien años de soledad" (G. García Márquez). Es un inicio como lo son otros tantos, que en principio da una pista de por donde puede ir la trama, pero sin llegar a prever un final. Y es precisamente el sorprendente final, para mi, lo que hace que esta novela sea una obra maestra. Hay quien dice que esta forma de escribir, responde a un nuevo género denominado “realismo mágico” y algo debe de haber de cierto en ello, pues creo que el autor anduvo tocado por alguna varita cuando escribió el desenlace. 

Leí este libro a finales de un verano, cuando aún era una estudiante y no disponía de mucho tiempo ni de mucho dinero, todo sea dicho. Aproveché los días que iban desde el fin de mi contrato de becaria hasta el inicio del nuevo curso, para leerlo y también aproveché la ocasión que brindaba por entonces una conocida editorial, lanzando un coleccionable cuyo número uno era “Cien años de soledad” al módico precio de doscientas cincuenta pesetas, para comprarlo. 

Antes de escribir este relato, he rescatado el libro de la estantería para hojearlo y de entre sus páginas, que ya empiezan a estar amarillentas, ha caído un folio doblado. Por un lado hay anotado un árbol genealógico de la familia Buendía; recuerdo que lo confeccioné conforme iba leyendo para no perderme en el galimatías de nombres y parentescos. Por el otro lado aparece un horario con las clases correspondientes a mi último curso de estudios.

Con el libro entre mis manos, mis recuerdos viajan a aquella época donde mis preocupaciones eran otras y tenía todo cuanto necesitaba para ser feliz.

Más sobre libros en casa de  Rochies


Tema: The memory of trees - Enya

Hoy jueves, relato: el teléfono

Como cada día, Roberto Mirón llega a casa a las 15:30 cansado tras ocho horas de trabajo en la planta recicladora. Lo primero que hace es cambiarse de ropa y ponerse cómodo, despues se dirige al comedor donde su mujer le espera para tomar un suculento almuerzo. En la sobremesa se acomoda en el sofá y se pone su música favorita de fondo: es hora de relajarse. En esas anda, cuando de pronto suena el teléfono.

- ¿Dígame?
- ¿Podría hablar con el señor Mirón?
- ¿De parte de quién?
- Le habla Luis Redondón, de la compañía de telefonía Timofónica
- Espere un momentito, no se retire del aparato- le responde Roberto Mirón.

Coge Roberto el teléfono inalámbrico y lo pone en junto al altavoz de su estereofónico en funcionamiento, imitando la musiquita que a los sufridos usuarios nos ponen cada vez que llamamos a Timofónica. Espera un par de minutos más y coge de nuevo el teléfono:

- Disculpe la tardanza, estoy intentando localizar al señor Mirón que gustosamente atenderá su llamada, no se retire por favor.

Deja de nuevo el teléfono junto al altavoz (hay que amenizarle la espera al teleoperador, no vaya a aburrirse...) Se sienta en su sofá y se toma, sin prisa, el cafetito que su mujer ya le ha servido. Coge de nuevo el teléfono

- ¿Sigue usted ahí?
- Sí, el motivo de mi llamada...
- Disculpe la demora- lo interrumpe Roberto- ya he localizado al señor Mirón, en unos segundos se pone.

Activa la función de manos libres en el teléfono, se vuelve al sofá y ahora si se acomoda para no levantarse más. Pasados unos minutos oye como su interlocultor cuelga el teléfono, cansado de esperar. Roberto sonríe y se deja llevar por un rato al reino de Morfeo, donde las llamadas telefónicas de teleoperadores tediosos se quedan en la murallas.

Más sobre teléfonos y/o conversaciones en Lugar de encuentro

Hoy jueves, relato: Mirada retrospectiva

 

Abrió los ojos despacio y lo primero que vio fue el rostro sereno de su hermana que lo estaba mirando. Le sonrió y una chispa de alegría se encendió en su cara. Ella tomó las manos de su querido hermano menor entre las suyas y se quedó en silencio largo rato mientras sus recuerdos la devolvían al pasado... a la tarde en la que era ella quien despertaba en una cama de hospital.

Habían pasado veinticinco años desde que a ella le diagnosticaran una grave enfermedad cuya única solución era trasplantar el órgano dañado. Fue entonces cuando su hermano no dudó en hacerse las pruebas de compatibilidad y de salir positivas, ser el donante perfecto para su hermana. Y así se hizo.

Aquel episodio marcó un antes y un después para ambos, pues los lazos entre ellos, ya fuertes de por sí, se hicieron irrompibles. Y es que la generosidad sin límites de la que una persona es capaz, solamente se ve superada por la infinita gratitud de quien la recibe.

Más miradas restrospectivas en Desgranando momentos

La calabacificación de Claudio



Aquí debo asentar lo que sucedió en el cielo en el decimotercer día de este año, el año que nos ha hecho penetrar en una nueva era tan gloriosa.
...
Sería una pérdida de tiempo relatar lo que sucedió después en la tierra. Todos saben muy bien lo que sucedió. Nadie olvida su propia buena suerte, de modo que no es posible que nadie olvide el estallido popular de alegría que siguió a la noticia de la muerte de Claudio, el hombre que hizo cierto el proverbio "o nacer emperador, o idiota".
Pero permítaseme que diga lo que sucedió en el cielo. Y si no me creen, ahí está mi informante para confirmarlo todo.
Primero llegó a Júpiter un mensaje en el sentido de que había alguien en la puerta, un hombre de elevada estatura y cabellos blancos. Parecía estar pronunciando alguna amenaza porque meneaba continuamente la cabeza; y porque cuando caminaba arrastraba el pie derecho. Se le preguntó su nacionalidad y respondió de una manera confusa y nerviosa, y su lenguaje no pudo ser identificado; no era griego, ni latín, ni idioma alguno conocido. Júpiter le pidió a Hércules, que en una ocasión había viajado por toda la tierra, y que por tanto debía conocer todas las naciones de la misma, que fuera a averiguar de dónde venía el desconocido. Hércules fue, y si bien nunca se ha sentido amedrentado por todos los monstruos del mundo, recibió una buena conmoción ante el espectáculo de su ronca voz inarticulada, que no se parecía a la de ningún animal terrestre conocido, sino que más bien sugería la de algún extraño animal marino. Hércules pensó que tendría que tendría que realizar su Decimotercer Trabajo, pero miró más de cerca y decidió que se trataba de cierto tipo de hombre.

La calabacificación de Claudio. Satira en prosa y verso. 
Por Lucio Eneo Séneca.

(Párrafo extraido de Claudio el Dios y su esposa Mesalina. Robert Graves).

Autumn Equinox

Dicen los que saben que hoy a las 16:49 (hora peninsular) el verano nos ha dicho adios y ha dejado paso al otoño.  Yo os dejo este video con algunas cosas más sobre este recien estrenado otoño :)



Hoy jueves, relato: Teatro, máscaras y apariencias.


-->


Llevan esperando casi cuatro años la noche en la que entrarán a escena. Unos ya tienen tablas y otros son debutantes en la conocida obra de teatro que van a representar; pero todos, llevan su papel muy bien aprendido, pues no quieren decepcionar al respetable.

El atrezzo, nada excepcional, esas prendas que los modernos denominan casual wear (en esta obra los trajes a medida no son “politicamente correctos”) y una simple máscara de corderito, perfecta para la apariencia que quieren dar.

A media noche, las campanadas marcarán el pistoletazo de salida: se inicia la campaña electoral... Y haciendo uso del argot usual entre actores, les deseo mucha mierda a todos los que en ella van a participar.

Más teatro, máscaras y apariencias en Neogeminis

Hoy jueves, relato: Las relaciones


-->


Desde el mismo instante en que te vi, sentí que poca o ninguna verdad había en ti. Eras una persona, en apariencia, simpática, despierta y con la gran virtud de la modestia. Pero algo en mi me decía que todas esas cualidades podían no ser ciertas y quedarse en una simple fachada. Aún así, no te juzgué por las impresiones que reportan las primeras veces y te ofrecí mi amistad.

El tiempo, que siempre pone las cosas en su lugar, me dió la razón: no eras ni eres quien pretendías y sigues pretendiendo ser. Poco a poco fuiste desenmascarándote, quizá porque sin darte cuenta, la esencia lo que eres fué evidente o quizá porque subestimaste mi capacidad de ver infinitamente más allá que tú.

Desde el dia que te conté toda tu verdad me rehuyes porque sabes que descubrí tus mentiras, tu hipocresía y tu falsedad. Lo único que lamento es haber perdido mi precioso tiempo con una mediocre como tú que no sabe lo que significa la palabra amistad.

Más sobre relaciones en Y nacimos casualmente

Hoy jueves, relato: Fotografía


-->


El martes, de vuelta a casa encontraron la cama del dormitorio principal, deshecha. En el baño, había una maquinilla de afeitar preparada sobre el lavabo, pero sin usar. En la cocina, dos tristes tostadas seguían esperando la mantequilla y la mermelada. En el estudio, junto al ordenador, una taza de frío café que nadie bebió. Todo estaba tal cual lo habían dejado.

A pesar de ser domingo, se levantaron muy de mañana. A toda prisa, quisieron desayunar un café con leche y tostadas, pero las contracciones cada vez más aceleradas, los hicieron partir de inmediato. El gran momento había llegado: su primer hijo iba a nacer y no había ni un solo segundo que perder. 
  
Relato escrito para la convocatoria del blog Lugar de encuentro

Hoy jueves, relato: El calor


-->



Las cigarras cantan incansables al calor sofocante de una tarde de verano. El viento duerme la siesta hasta que el sol implacable se oculte en el horizonte y lo deje salir. En el jardín hay un grajo que con el pico y las alas abiertas, mira con tristeza el agua del estanque. 

La niña, observa en silencio al ave, expectante por ver cuanto tarda en lanzarse al agua para beber y refrescarse. Pasan los minutos y el grajo no se decide ni a lanzarse al agua, ni a beber. La niña, impaciente se vuelve hacia su abuelo e interrumpiéndole su lectura le pregunta:

- Abuelo ¿que le sucede al pájaro que no bebe?

- Es un grajo, y los grajos no beben agua en verano – respondió el abuelo

- ¿Por qué, con el calor que hace? - preguntó la niña

- Te voy a contar la historia de por qué los grajos no beben agua en verano.

“ Noé, mandó salir a uno de los grajos que llevaba dentro del arca para que explorase el exterior y le dijera si ya era posible salir del arca. El grajo partió y no volvió. Noé, cansado de esperar, mandó esta vez a una paloma para la misma tarea. Pasadas unas horas volvió al arca y le dió la respuesta a Noé.

Dios, que todo lo ve, enfadado por la desobediencia del grajo, lo buscó y le dijo:

- ¿Por qué no has vuelto al arca de Noé, grajo?

El grajo no contestó.

- Mereces un castigo por tu desobediencia, así que elige entre ir sin plumas en invierno o no beber agua en verano.

El grajo escogió no beber agua en verano. ” 

Relato escrito para la convocatoria del blog Lugar de encuentro

+40º C a la sombra






 

y en el sol...? 

 



Otra prespectiva



 Respecto a la cazuela de la entrada anterior, esta es la forma en la que debe estar colocada, obviamente. La fotografié al revés para que se viera la decoración que es lo que la hace bonita. Así que De Cenizas y Mágico con esta toma supongo que lo de que parece un "gorro" o "la corona de la reina Isabel" quedará descartado :)

Valaf, las medidas son  altura: 9,2 cm. diámetro de la boca: 21,3 cm. digo yo que para preparar una fideuá dará. 

Gracias a tod@s por vuestros comentarios; hacen que parezca una artesana y todo :) Sois muy amables.

Campaniforme Ciempozuelos



Cazuela Campaniforme de Ciempozuelos es la otra pieza que he realizado en el curso de cerámica. Yo la denomino mi obra maestra (aunque en realidad no lo sea)  porque se el trabajo que me ha costado, sobre todo la decoración.

Cerámica



Para entretener el tiempo y la mente, me he apuntado a un cursillo de cerámica prehistórica (¡mirad por donde me ha dado!) y con las indicaciones del profesor que ha impartido el taller, he conseguido este cuenco cuyo original fue hallado en el yacimiento de Los Millares (Almería).

Los pasos seguidos son:

1. Hacer en madera la sección de la pieza a realizar.
2. Construir un cajón de madera tal que la sección (previamente sujeta a un eje tambien de madera) pueda girar 360º dentro del cajón.
3. Verter escayola en el cajón a la vez que se va girando la sección para realizar el molde.
4. Amasar el barro (para realizar esta pieza se ha usado tierra roja).
5. Una vez seco el molde, se ponen tiras de barro presionando suavemente con los dedos hacia las paredes del molde.
6. Una vez oreado el barro, se retira el molde con cuidado.
7. Repasar las pequeñas imperfecciones que pudieran haber quedado y bruñir.
8. Decorar y dejar secar varios días.
9. Meter en el horno. En el taller hicimos un horno al uso de la época, es decir, en la tierra.
10. Despues de la cocción, repasar con cal la superficie y despues limpiar con estopa.

Y el resultado es el que veis. Con utensilios que todos tenemos a mano se pueden hacer réplicas como ésta (y mejores...). Estoy muy contenta con el resultado porque yo no soy nada diestra para las manualidades (no había hecho nada desde que iba al cole y hacíamos figuras con escayola que a mi me salían más feas a nadie :D ).


Bis sextus


 Fragmento de un calendario romano

El primer día de los meses romanos se llamaba calendas (de esta palabra deriva calendario); el quinto día eran las nonas excepto para marzo, mayo, julio y octubre que eran el séptimo día; el decimotercer día eran los idus, expecto  para marzo, mayo, julio y octubre que eran el decimoquinto día.

En lugar de decir 28 de febrero, los romanos decían primum dies ante calendas martias (primer día antes de las calendas de marzo). El 27 de febrero era el secundum dies ante calendas martias (segundo día antes de las calendas de marzo), el 26 de febrero, tercer día y así sucesivamente.

Para introducir el año bisiesto, Julio César intercaló un día entre el sexto y el quinto día antes de las calendas, es decir entre los días que hoy son el 23 y el 24 de febrero. Este día adicional fue llamado bis sextus dies ante calendas martias, o sea, "segundo día sexto antes de las calendas de marzo" y el año que contenía ese día pasó a llamarse  llamó bissextus.



Haiku-votaciones



El pasado domingo se publicó el último haiku de esta primera edición. Muchas gracias a todos aquellos que habeis participado  y gracias tambien a todos los navegantes que han pasado por esta casa y han dejado su mensaje.

En la página Haiku-Edición I están todos los haiku publicados.

Queda abierto el plazo para votar por el haiku que cada uno guste, hasta el sábado a las 22:00 h. Podeis participar en la votación tanto si habeis mandado haiku como si no lo habies mandado.

Haiku XII



Olas vehementes
vencen acantilados
besan su frente



 Haiku enviado por Las Gemelas del Sur del blog Calados hasta los versos.

Haiku XI


Fin de Navidad,
la nieve del tejado
cual viejo gato.



 Haiku enviado por Arwen del blog Calados hasta los versos.


Haiku X




Desierto blanco
Claroscuros de ocaso
Hielan mi alma.


 Haiku enviado por Las Gemelas del Sur del blog Calados hasta los versos

Haiku IX



La mar despierta,
alto rugen las olas
aroma a sal



 Haiku enviado por Merce del blog Mindghostie

Caramel

Caramel es el primer largometraje de la directora y actriz libanesa Nadine Labaki. La película se estrenó el 20 de mayo en el Festival de Cannes de 2007 y fue candidata al premio Caméra d'Or. 

Ha sido distribuida en más de 40 países y el público ha acogido la sencilla y lograda historia de cinco mujeres libanesas que afrontan temas como el amor prohibido, las ataduras de las tradiciones, la represión sexual, la lucha por aceptar el proceso natural de envejecimiento con la edad y el enfrentamiento entre el deber y el deseo. 

El título de la película Caramel hace referencia a un método de depilación usado en Oriente Medio que consiste en calentar una mezcla de azúcar, agua y zumo de limón. Así, Labaki introduce de forma simbólica la "idea de dulce y salado, dulce y amargo" y muestra que las relaciones del día a día en ocasiones pueden ser difíciles pero que al final se impone la solidaridad entre los principales personajes femeninos.

Hace unas semanas tuve ocasión de ver la película y merece la pena. Es otro tipo de cine, que a mi modo de ver es una alternativa al cine comercial que nos bombardea semanalmente con sus "increibles" estrenos. Os dejo un vídeo con imágenes del film y el tema central de su banda sonora.

Haiku VIII



Cuando tus ojos
me dejaron de amar,
bajé los míos.


時、あなたがたの目
私を愛して消滅して
鉱山を持って




PD: Un atrevimiento por mi parte, lo sé, pero no es fácil crear un poema-mensaje...
Espero que lo disfrutéis tanto como yo lo he hecho, buscando la traducción al idioma "madre" (para intentar hacerlo como lo hacían los grandes maestros; los creadores)  y música. Mis disculpas si éstas -las traducciones al japonés- no son correctas; es lo que tienen los translate y mi profundo desconocimiento del idioma de los haikus.

 Haiku enviado por Towanda  del blog Mi modo de ver la vida

Otros magos



Algo de maga debe tener frau Merkel porque cada vez que abre la boca, mi sueldo se resiente y mis impuestos crecen.