Fin de recorrido


Ha llegado el momento de plegar velas y echar el ancla; fin del periplo de La Bitácora. Parece ser que la naturaleza o la vida o vaya usted a saber qué  nos hace para que todo o casi todo tenga un inicio y un final y entre ese todo se encuentra La Bitácora.

Gracias a todos los que os habéis acercado a mi nave para leer, ver, comentar, curiosear... son muchos los buenos ratos que he pasado en vuestra compañía; y gracias, sobretodo, a los que en los días más duros de mi vida os habéis acercado a mi en lo personal y me habéis tendido una mano amiga. Gracias de corazón.

Un placer  ciber-conoceros  :)