Haiku XIII



Desciende el viento 
por los álamos claros.
Una abubilla.
 
 Haiku enviado por Trini Reina
 
 
 

16 Cartas esféricas:

Mar dijo...

Haiku XIII, esta vez de la gran Trini Reina, compositora como pocas me he encontrado en la blogosfera. Trini tienes la palabra y la tecla para replicar y comentar cuanto quieras. Un privilegio contar con tus palabras en mi casa :)

Valaf dijo...

Y privilegio para nosotros leer preciosidades como esta. No sólo guarda una métrica perfecta sino que, a mi parecer, guarda la esencia de quienes idearon esta forma de poema breve, en el fondo buscaban aquello que los griegos llamaban la aporía y, a mi juicio, Trini lo ha conseguido.

Un beso x 2

censurasigloXXI dijo...

Muy bueno, con la medida estandar occidentalizada, porque los antiguos originales se medía por moras y no por sílabas.
Al contrario que Valaf, no creo que tenga nada que ver con las aporías griegas, es decir, con paradojas irresolubles. Más bien son instantáneas de la naturaleza en relación con una estación del año, con el sentimiento que produce una imagen de ella y sin que figure directamente el pensamiento del autor, sin vínculos.

Creo que está perfecto.

Un abrazo a las dos.

TriniReina dijo...

Amigos, muchas gracias por vuestros comentarios a este hayku que escribí hace un tiempo.
Espero no pecar de inmodestia, pero es el haykus que más me gusta entre todos los que he escrito hasta ahora.
Como me gusta tanto leerlos y escribirlos espero seguir aprendiendo y esmerándome.

Reitero las gracias
Abrazos



Las Gemelas del Sur dijo...

El movimiento invisible del viento, planea y da vida a este Haiku. Precioso y vital soplo.

Besos.

de barro y luz dijo...

Y trepan tus versos a su encuentro.
Precioso.

Bss

Belén Rodríguez dijo...

Totalmente de acuerdo con Censura Siglo XXI:
Magnífico hayku en composición y esencia.
Felicidades Trini!.
Un abrazo para las dos, autora y anfitriona.

María dijo...

Un bellísimo haiku, con una preciosa imagen, enhorabuena a Trini por su excelente participación en los Haikus.

Un beso.

Juan L. Trujillo dijo...

Brillante tanto de forma como de esencia.
Un privilegio el leerlo.
Un abrazo.

Jara dijo...

Un soplo de primavera me ha parecido sentir al leer este haiku. Un placer.

Besos

Carlos dijo...

En mi casa de la infancia y la adolescencia (a la que suelo volver un par de días cada mes) puedo ver una fila de álamos desde el patio. Tengo el cálido recuerdo de escuchar la voz del viento entre sus hojas...
¡Gracias por traerme ese recuerdo una vez más!

¡Abrazo Mar!

Mari dijo...

Me da que lo describo muy rápido: ¡¡Exquisito!! -Forma y fondo...;))
B7s

Marinela dijo...

Me parece una composición "redonda"
No hay peros, perfecto en todos los sentidos.

¡Mis felicitaciones!

LA ZARZAMORA dijo...

Desde que leo a Trini, y ya van años, me desgrano en su sabiduría, en su arte, y en esa sencillez, que siempre me colma, me rebasa, y entiendo en tan pocos versos como los que contiene la sabiduría japonesa de una Trianera en un haikú.
Ole, ole, y Aligato!!!
Y bendita abubilla...
;-)

Besos a ambas!

Esilleviana dijo...

También me gusta mucho, sobre todo porque expresa con sencillez y muy gráficamente como el viento se hace visible y se torna del mismo color que una abubilla (marrón-pardo y negro) e incluso se siente algo desagradable como el olor del nido de este ave que vive en los árboles. Es muy efusivo :))

un abrazo

Lucia M.Escribano dijo...

Precioso haiku que me llena de calma
y hasta consigue que escuche el canto de la abubilla.
Besos y suerte Trini.

Publicar un comentario

Los rincones de mi nave
no guardan secretos;
salvo la intención, quizá,
de alguno de sus versos.