If, if... between!


 
En la planta de reciclaje, donde Roberto Mirón trabaja se ha propuesto desde la dirección que los empleados mejoren su formación haciendo un curso de inglés. Todos muy voluntariosos y animados han aceptado la idea con muy buena disposición. Bueno... a decir verdad, todos, todos, no. El sabelotodo de la plantilla, no se ha apuntado argumentando:

- Yo no me voy a apuntar al curso porque soy autodidacta y años atrás me entretenía es mis ratos libres en aprender inglés por mis propios medios, por lo que creo, no necesito más formación. Puede usted hacerme una entrevista y comprobarlo cuando desee - ha dicho al director de recursos humanos.

- De acuerdo, pase usted al despacho que hay justo al lado de éste que enseguida se le hará la entrevista- ha respondido el director.

Muy dispuesto y con cierta arrogancia, el sabelotodo se va al despacho que se le ha indicado, se sienta en el sillón que hay tras la mesa y se preparara para la entrevista.

Unos minutos despues, el director llama a puerta y por respuesta se oye desde el otro lado:

- If, if... between!!