Paraguas




Cualquier supersticioso sabe que no se debe abrir un paraguas dentro de una casa, y yo siempre me he preguntado ¿por qué? El origen de esta creencia tiene dos versiones.

La primera se remonta a la época en que los reyes orientales y africanos usaban sombrillas para protegerse de los rayos solares, y ya que el sol está íntimamente ligado a la religión y la mitología -su forma simboliza el disco solar-, abrirlo en un lugar sombreado, fuera de los dominios del Sol, era considerado un sacrilegio. Probablemente esta costumbre se reforzó cuando los paraguas llegaron a Europa y empezaron a ser usado casi exclusivamente por los sacerdotes en los oficios de los difuntos, sólo para protegerse del mal tiempo.

La segunda, y más posible, abrir un paraguas bajo un techo o dentro de una casa, era peligroso ya que las varillas y resortes empleados para construir  los paraguas eran muy duros y se debía hacer mucha fuerza para abrirlo. Algunas veces esto causaba que, accidentalmente, se golpeara a quien estuviera cerca e incluso el propio usuario saliera perjudicado. Estos accidentes comunes se atribuían a la mala suerte, ya que nadie era capaz de predecir la manera en que se comportaría el paraguas en el proceso de abrirlo (Parece que los primeros fabricantes tuvieron que lidiar con muchas dificultades técnicas antes de poder producir un resorte que permitiera al usuario abrir el paraguas suavemente)

Con el tiempo se propagó la creencia de la mala suerte y surgió otra superstición que dice que es de mala suerte dejar una sombrilla sobre una mesa y que puede surgir una discusión entre los presentes. Como contrapunto a la mala suerte, se dice que extraviar un paraguas o dejarlo olvidado en algún lugar, es un buen augurio para quien lo pierde.


41 Cartas esféricas:

TORO SALVAJE dijo...

Desconocía el origen de esa creencia.
Gracias por compartirlo.

Besos.

Alma naif dijo...

Yo tampoco conocía el origen de la leyenda por asi decirlo... de todas maneras Mar, nunca hice caso de esta superstición... es mas creo que a veces me gusta jugar con eso y otras...
Como pasar por debajo de las escaleras (y la gente te mira con horror)
Dejar la cartera sobre el suelo, cuando no encuentro otro lugar y otras tantas no???
Creo que si algo tiene que pasar... pasará de todas maneras!!!
Me gustó conocer el origen... besos al alma van!!!

Halcón peregrino dijo...

Bueno saberlo.

Usarlo bajo techo impide casarse, ok?

Un abrazo.

De cenizas dijo...

Perder un paraguas, buena suerte. Pisar una caca de perro, buena suerte... Suena a consuelo ante esas pequeñas desgracias, ¿no?
Trae mala suerte ser tonto...¿para qué quieres ir por casa con el paraguas abierto? :)

Interesante.


besos

Valaf dijo...

No tenía ni idea. Gracias!!!

Pero, entrar en la cocina a según qué horas y gastando según qué bromas, puede aconsejar el uso del paraguas. Y reforzado, jajajajaja...

Besos

merce dijo...

¿Perder un paraguas da buena suerte?
Pues yo debo ser una de las personas más afortunadas del mundo mundial, porque cada uno me dura una media de un día.

Bss.

Anónimo dijo...

¡Jupé!, no creo ser supersticioso pero ego duerme con el paragüas "encendido" ya que mi casa hace goteras por todas partes. Y no digo más.

Un besazo, Mar.

Amicvs.

frida dijo...

gracias por la información..Pero,¿sabes que abres el melón de las preguntas?jajajaj¿por qué no pasar bajo una escalera,no dejar una caja de zapatos sobre una mesa,martes y 13 etc.etc.?esas cosas que decimos no hacer caso los no supersticiosos pero no las hacemos por si acaso

Mar dijo...

Toro, yo tambien, hasta que me dió por buscar información :)

Bss.

mágico dijo...

Tenía entendido que daba mala suerte girarlo, darle vueltas. No sé, irá por regiones.
Pero desconocía el origen de la superstición. Curioso.

Besitos.

Mar dijo...

Alma, yo tampoco soy supersticiosa, pienso que si una cosa ha de pasar, pasará independientemente de paraguas, escaleras, martes y 13...

Bss.

Mar dijo...

Halcón no sabía eso de no casarse por usar el paraguas bajo techo :) Mira, es una idea para los empedernid@s solter@s jajajajaja!

Bss.

Mar dijo...

De Cenizas, será eso, consolarse con la idea de que da buena suerte perder, pisar... jajajajaja. Y si, es tonto andar con paraguas bajo techo; aunque yo de pequeña siempre me empeñaba en abrirlo lloviese o no, dentro y fuera de casa y como es normal mi madre me decía que los paraguas son para cuando llueve, que trae mala suerte, etc.

Bss.

Mar dijo...

jajajajajaja Valaf, a saber cuantos paraguas te han roto con la crisma por andar a deshoras donde no debes! jajajajajaja! ¡Ay, que me da que eres algo goloso!

Bss.

Mar dijo...

Merce pues felicidades por ser la más afortunada del mundo mundial. Seguro que los vendedores de paraguas te van a nombrar "clienta predilecta" del negocio por volumen de ventas... jajajajajajaja!

Bss.

Mar dijo...

Caramba Amicvs, la mala suerte no es tener el paraguas abierto dentro de casa, la mala suerte son las goteras... y ante una situación así, igual duermes con impermeable en lugar de pijama. No más por prevenir posibles remojones nocturnos ahora que llueva a cántaros por tu tierra ¿o no? jajajaja!

Bks.

Mar dijo...

Frida, hay tantas leyendas, supersticiones asociadas a lo cotidiano, que como bien dices, a poco que mires alrededor o consultes calendario, te salen más de dos y de tres preguntas. Y ante la duda, mejor quedarse uno como está, no vayamos a tonterías... jajajajja!

bss y gracias por tu visita.

Mar dijo...

Mágico, una de las cosas que me decía mi madre cuando jugaba con el paraguas dándole vueltas era precisamente eso: "Es malo darle vueltas". Despues de ver el origen de esa mala suerte, supongo que estará asociada a que con las puntas de las varillas del paraguas se puede lastimar a alguien mientras el paraguas está girando.
Porque otra explicación... no se le ve.

Bss.

Anónimo dijo...

Si, si, si...es que esta la mia casa es una ruina (como la de la peli). El impermeable....jajajajaja

Bks, Amicvs

Esilleviana dijo...

No conocía ninguna de las posibles versiones a por qué no se debe abrir un paraguas bajo techo; será que las sombrillas tenían "su propio lenguaje de galanteo y dejar caer la sombrilla, daba oportunidad de intercambiar algunas palabras con el pretendiente, y dejarla caer dos veces, significaba “Te amo”" y en casa... no se debía coquetear jaja.

me gustó esta curiosidad.

un abrazo
:)

Mar dijo...

Ma ¿como es posibile? !Te gastaste tuti la pasta en vacaciones y no guardaste ni pizca para arreglar el tejado! Mamma mía el invierno que te espera, Amicvs!

:D

Mar dijo...

Esilleviana, no solo de mala suerte viven los paraguas :) como dices, tambien cumplían su papel de mensajeros entre enamorados. Habrá que dedicar una entrada al lado bueno de estos artilugios :)

Bss.

bixen dijo...

Antes que el paraguas, se inventó la sombrilla (dim. de sombra). Los franceses e italianos nos "copiaron" el término: 'ombrelle' y 'ombrello'. Los ingleses ídem de ídem, pero más tarde: 'umbrella'. Al llover más allí, que hacer sol, la utilizaban como paraguas; de ahí su actual ergonomía.

para-.
(Del gr. παρα-).
1. pref. Significa 'junto a', 'al margen de', 'contra'.

agüero.
(Del lat. augurĭum).

Mar dijo...

Gracias Bixen por el análisis semántico y tu aportación que algo más me enseñó.

Bss.

Arwen dijo...

La verdad Mar es que no conocía el origen de esta historia, aunque lo de la peligrosidad me lo imaginaba... ;) un besote y pasa muy buen fin de semana. Aprovecho para comentarte que me gustaría estar mucho más presente pero que últimamente las cosas se me han complicado más de lo que cabía esperar y me faltan horas.

Un beso.

Mar dijo...

Pues eso Arwen, cuidadín con las varillas de los paraguas! :D

Entiendo cuando uno anda al 200% que lo primero que ser resiente es el tiempo libre, la blogosfera y más.

Bss y tranquilidad! De todo se sale :)

Anónimo dijo...

Es que no se puede (debe) vivir al día despues; ¡esta crisis!.

Ya le eché el ojillo a una aporticada tajea abandonada y seca de un viejo camino. Una habitación en el interior tipo "granaina" y a...cobijarse que ya es bastante.

Un bks, Amicvs.

Mar dijo...

Pues no dejes de llevarte un paraguas... por si las moscas :) ¿te llega para un paraguas, o ni para eso?

Bss

**kadannek** dijo...

Si llegase a perder un paraguas no lo vería como "buena suerte", sería una lata jajaj pero trataria de pensar que es cuestión del destino y que lo encontrará alguien que lo necesite más.

Noto que te interesan estas cuestiones de la suerte y superticiones. Recuerdo la entrada del Martes 13, por ejemplo.

Interesante gusto.

Saludos.

Las Gemelas del Sur dijo...

Que recuerdos!! Horrores tenía mi madre cuando nos veía jugar con el paraguas en casa, nos decía: a ver si os sacais un ojo; es que las puntas de las varillas eran de metal en aquel tiempo. Supertición no era, miedo a ir al hospital.

Como bien explicas, la supertición tiene una base práctica real, pero con el tiempo ha quedado ese miedo irracional. De todos modos intento ser una mujer racional y lógica, pero en cuanto me cuentan alguna supertición, algún resorte se dispara que me dice "por si acaso".

Besos a pares.

Mari dijo...

Jaja...

Bueno, bueno, desconocía lo que nos dices sobre los paraguas. El origen de las supersticiones es algo tan curioso como fascinante...;)
B7s

Anónimo dijo...

trataré de hacerme con un "impermeable", de paso algo me abrigará, ¿no crees?

Amicvs

Carlos dijo...

¡Jojo! Siempre que llego de la calle con el paraguas húmedo, lo abro y dejo que se seque dentro de casa... Aunque a decir verdad, lo solía hacer, pues he olvidado mi paragüas en un ómnibus hace un par de meses quizá... ja. Todavía no compré uno nuevo...

Después de todo, "a little rain, never hurts no one". ;)


¡Besos!

Carlos dijo...

Esperá que cierro el paraguas y te respondo, yo creo que perder un paraguas es de buen augurio para el que lo encuentra. :)

Cuántas historias podrían contarse debajo de un paraguas??

Besos llovidos.

Mar dijo...

Kadannek, es la curiosidad lo que me mueve a investigar un poquito sobre las supersticiones, sus orígenes y demás. No soy supersticiosa en absoluto :)

Mejor no andar perdiendo paraguas que la vida está muy cara, pero cara, cara... :)

Bss.

Mar dijo...

Gemelas, mi madre tambien me lo decía "¡a ver si te metes una varilla en un ojo, nena!" Sobre todo cuando me ponia a darle vueltas, una vez abierto dentro de casa. Y lo cierto, es que no le faltaba razón, pues algo de peligro sí hay en el artilugio.

Bss y bss.

Mar dijo...

Gracias Mari. Aunque el paraguas en un momento dado tiene alguna aplicación diferente a la original :) y no digo más.

Bss.

Mar dijo...

Sí Amicvs, al menos cortará el viento :)

Bks.

Mar dijo...

Carlos, y lo puedes seguir haciendo, sólo tienes que comprar otro paraguas y que se ponga a llover. Por aquí decimos que "la lluvia es buena para que el pelo crezca" cuando se nos olvida el paraguas y no pilla la lluvia.

Bss.

Mar dijo...

Carlos, la buena suerte para quien lo encuentra. Lo demás, no cuenta.

¿Historias? Tantas como personas.

Bss.

Víctor dijo...

Vaya, aterrizo por primera vez en este blog, y aprendo una supersitición de la que no tenía ni idea... ¡ya tengo otra cosa de la que preocuparme! grrrrrrr

Claro, que también me llevé un berrinche la última vez que perdí un paraguas.. y me lo habría evitado de haber pasado antes por aquí y haber sabido que, en realidad, fue una suerte.. :-)

Saludos

Publicar un comentario

Los rincones de mi nave
no guardan secretos;
salvo la intención, quizá,
de alguno de sus versos.