Bocas de ira

Bocas de ira.
Ojos de acecho.
Perros aullando.
Perros y perros.
Todo baldío.
Todo reseco.
Cuerpos y campos,
cuerpos y cuerpos.

¡Qué mal camino,
qué ceniciento
corazón tuyo,
fértil y tierno!





En el centenario del nacimiento de Miguel Hernández, La Bitácora se suma a los miles de versos y poemas suyos que estos días circulan por la red como homenaje al poeta.

11 Cartas esféricas:

TORO SALVAJE dijo...

Merece todos los homenajes del mundo.

Besos.

lemaki dijo...

Todo lo que significa
golondrinas, ascensión,
claridad, anchura, aire,
decidido espacio, sol,
horizonte aleteante,
sepultado en un rincón.
Esperanza, mar, desierto,
sangre, monte rodador:
libertades de mi alma
clamorosas de pasión,
desfilando por mi cuerpo,
donde no se quedan, no,
pero donde se despliegan,
sólo por amor.

Miguel Hernández

Gracias...

saludos.

jose rasero b. dijo...

Buena elección, aunque claro, elegir un buen poema de Miguel Hernándea es muy fácil

¡Bss!

Arwen dijo...

Que maravilla!!!

Grande Miguel Hernandez, muy grande!!!

Besos.

De cenizas dijo...

Si no le hubieran robado la salud y la vida... ¿Os imagináis que obra tendríamos hoy entre las manos?
De todas maneras, ¡Vaya maravilla nos dejó!



besos

Ricardo Miñana dijo...

Fue un gran escritor y poeta,
un placer pasar por tu casa.
Que disfrutes la noche de haloween.
un abrazo.

Carol dijo...

Yo también soy admiradora de Miguel Hernández, su obra es una maravilla.

Besos Mar

Mar dijo...

Gracias a tod@s por vuestros comentarios. No merecía menos nuestro Miguel Hernández.

Bienvenido Ricardo a La Bitácora. Sube a bordo y quédate cuanto quieras en nuestra compañía.

Bss.

ángel dijo...

Gracias por recordar a este enorme orielense universal de quien seguimos aprendiendo sobre la vida, el amor y la muerte.



Saludos...

Mar dijo...

Angel, se bienvenido a La Bitácora. En el día del aniversario de M. Hernández, no podía hacer otra cosa que publicar uno de sus hermosos poemas y rendirle tributo.

Saludos cordiales.

acróbata dijo...

Llegó con tres heridas:
la del amor,
la de la muerte,
la de la vida.

Con tres heridas viene:
la de la vida,
la del amor,
la de la muerte.

Con tres heridas yo:
la de la vida,
la de la muerte,
la del amor.

Bueno por aquí te dejo este poema de Miguel Hernández, un gran poeta de la tierra...

Saludos.

Publicar un comentario

Los rincones de mi nave
no guardan secretos;
salvo la intención, quizá,
de alguno de sus versos.