Gualay

Gualay. Agua de mi tierra.

Foto: Sansón

14 Cartas esféricas:

Sugarglider dijo...

Así que TÚ eres Gualay...

Mar dijo...

...

;)

Anónimo dijo...

---Gualay, arroyo que nace al pie del Cabañas y en el descenso de Puerto Llano, discurre pasando por el puente del mismo nombre al lado de la Casa Forestal de gualay (ya derruida), y forma la cerrada del Pintor, para continuar por la zona de los tornillos y la Caldera de gualay y proseguir en su descenso por la cerrada de la Canaliega hasta desembocar en el rio guadalentin.
---Los que somos de Pozo-Alcon, y conocemos esos paradisiacos lugares los amamos y cuidamos, es una pena de aquel que oye hablar del arroyo de gualay y no lo conoce

Mar dijo...

Las cerradas, siempre de acceso difícil (o imposible) son los tramos donde, a mi parecer, es más bonito el arroyo. Aunque el resto no desmerece. En absoluto.

Un saludo.

Anónimo dijo...

No,no. Aquí, Mar es Mar. En otros lugares....

A veces los distintos niks son tan cambiantes como esas olas que se van formando por la velocidad de las aguas y el encuentro con alguna que otra piedra del fondo del río, tal como podemos observar en esa hermosa fotografía del Gaulay.

Un saludote.

Mar dijo...

Gualay y Mar. Referencias directas al agua. Debilidad particular mía por el líquido elemento.

(Por cierto que ya me pide el cuerpo playa, olas, pasear por la arena, agua, agua, agua,...)

Anónimo dijo...

Mar. Que hermosa palabra y bello nombre de mujer.

Que difícil lectura, o comprensión, se me produce por momentos.

Si fuese marinero diría: "La Mar", como si de mi segunda madre se tratara. Esos senos (olas) que producen los vientos sobre el transparente líquido me podrían llegar a recordar, metafóricamente hablando, a los de ese ser querido que nunca olvidamos y tenemos siempre en la mente y en nuestro corazón.

Pero si en vez de marinero fuese marino, casi con toda seguridad diría y escribiría: "El Mar", sin mayor pretensión de ser algo material que sustenta mi nave.

A veces,por otra parte y cuando trato de separar "conceptos", no atino a comprender con un mínimo de coherencia cuando "él" es Mar o cuando "ella" lo és realmente.

Saludos cordiales.

Amicvs

Mar dijo...

El mar. La mar. Si tengo que elegir, me quedo con la mar. Me gusta más.
En cualquier caso, simpre podemos referirnos a el/la mar como nos plazca, según el momento, pues ambas formas son correctas.

Marinero y marino. ¿Que los diferencia? Yo, que ando tierra adentro, no soy capaz distinguir entre uno y otro.

Saludos.

Anónimo dijo...

Marinero y marino. ¿Que los diferencia? Yo, que ando tierra adentro, no soy capaz distinguir entre uno y otro.

Como tú comprenderás, "los de tierra adentro" los diferenciamos o creemos diferenciarlos. :)

Un marinero es aquel empleo raso de cualquier buque o incluso el soldado raso de La Armada, como Popeye.

Un marino es un "marinerito" con mando en un buque.

Ambos, marinero (soldado) y marino casi siempre usan el término: "El Mar", muy pocas veces "La Mar".

Sin embargo el "marinero" (pescador) siempre habla de "La Mar" como algo suyo.

¿Lo cogiste?, "La Mar" para los del anzuelo y "El Mar" para los que se pasean por ella.

Anónimo dijo...

Cierto que se pueden utilizar ambos cuando te plazca sin cometer error alguno, pero...¿has visto alguna vez denominar al marinero/pescador con el pijo nombrecito de marino?. "La Mar" es su refugio, su modus vivendi, mueren (desgraciadamente)en lo que ellos consideran como "su casa",tan noblemente que cuando hablas con alguno que te cuenta que fulanito y citranito (compañeros de faena ) que te cuenta que "La Mar" se los arrebató que lo dicen de forma tal natural como si sus destino final fuese de tal manera, no es coña lo que comento, es su segundo hogar, la aman tanto (no más, pero...) como a su madre; "La Mar" es su madre que les da de comer diariamente cuando salen a faenar por la ardora; sin "La Mar" no saben vivir, se encuentran como a "disgusto" en tierra.

Tómalo como un desbarre mío, es posible no entiendas.

Un saludo

Amicvs.

Y más y más y mucho más es "La Mar" para el marinero pescador.

Mar dijo...

Algo me he aclarado entre marinero y marino. Hasta ahora, no sabía que existía la palabra marino para definir un mando. Pensé que marinero era la palabra que se utilizaba para ello.

Y por supuesto que jamás oí nombrar a un marinero/pescador como marino. Es algo así como incompatible ¿no?

En fin entre tanto concepto relacionado con el mar, empiezo a sentirme algo mareada con este oleaje

Anónimo dijo...

Como grumete enrolado y formando parte de ese buque que capitanea no me gustaría que ese mareo pasase a mayores y sepa que la cubierta se encuentra limpia y reluciente para pasar revista a cualquier hora del día/noche, por lo tanto...conténgase.

Usted como capitán/ana del mismo, es un marino y no un marinero, esto último le corresponde a un servidor sin galón alguno. ¿Alguna vez vió un marinero con cruces y medallas de mando?, y a los mando?,¿sí? pues estos son los marinos.

Mi Capitán/ana, cuando Usted se va a dar un chapuzón al mar no creo que diga: "Me voy a dar un chapuzón a la mar". No quedaría nada bien.

Claro...quedan los marineritos de agua dulce.

No se me enfade que ya estoy viendo mi puesto de trabajo tras la borda.

Amicvs.

Mar dijo...

Ya pasó. Así que no tema usted por la limpieza de la cubierta, que sigue tanto o más limpia que los fondos de mi cuenta corriente :)

No me enfado, despues de ver como reluce la nave, por favor, faltaría más. Así que no tema usted por su puesto de trabajo. Anotaré en su hoja de servicio las incidencias (positivas) correspondientes,para cuando proceda un ascenso (ya se verá).

Un saludo, grumete.

Anónimo dijo...

"Ya pasó".

Si es cierto, después de la tempestad viene la calma. Bonito refrán marinero.

Gracias, mi "capitán" [ :) ]. No esperaba menos de usted.

Me tomo las vacaciones correspondientes después e unos cuantos meses de periplo por las costas vecinas.

Mi...CAPITÁN,- :) - fué un placer haberle conocido, quedo anotado para próximas singladuras y poder enrolarme de nuevo.

Publicar un comentario

Los rincones de mi nave
no guardan secretos;
salvo la intención, quizá,
de alguno de sus versos.