Solsticio de verano en Stonehenge


En un apartado lugar al sur de Gran Bretaña, en el condado de Wilt, está el enclave megalítico más misterioso de toda Europa: Stonehenge. En la fase de construcción más antigua el lugar era un muro circular. Posteriormente, se erigió el círculo de piedras interior y, dentro de éste, el círculo de piedras azules. Con un diámetro de 88 metros y formado por 162 grandes bloques de piedra cuidadosamente labrados y traídos de la lejana cantera de Prescelly (a 300 kilómetros del lugar) la finaliad de éste misteriosos emplazamiento sigue siendo un enigma para la ciencia.

Una de las interpretaciones, que cuenta con el apoyo general, es que Stonehenge era un lugar de culto al sol. El 21 de junio de cada año, los rayos del sol naciente, pasan entre la Heel Stone e inciden en el centro de la denominada Altar Stone. Ambas están orientadas, con una precisión pasmosa, al punto exacto por donde el sol sale ese día.

Desde la Bitácora, desearos a todos que el primer día de verano haya sido de verdadero relax (para eso es domingo) y que el resto lo paseis con mucha felicidad, diversión, vacaciones...


2 Cartas esféricas:

Sugarglider dijo...

Precisamente estos días el monumento está cerrado a los visitantes, porque lo reservan los neodruidas para hacer sus ceremonias.
He visitado varias veces Stonehenge.
La última vez la primavera pasada, un día de lluvia, ni un rayo de sol.
Bsss

Mar dijo...

Me temo que los neodruidas que dices, van armados hasta los dientes con unos equipos informáticos sofisticadísimos para tomar datos y procesarlos posteriormente.
Nada de marmitas, ni pócimas, ni batas blancas, ni barbas largas... ¿dónde quedó el toque místico de esas reuniones a la luz de la luna? Ainss! que poco romanticismo...

Espero visitar Stonehenge el próximo año. Tengo una invitación para ir, así que pienso aprovechar la ocasión. Y tambien espero que haga sol, pero eso ya es más complicado tratándose de la Gran Bretaña.

Saludos cordiales.

Publicar un comentario

Los rincones de mi nave
no guardan secretos;
salvo la intención, quizá,
de alguno de sus versos.