Año nuevo




Hace cuatro mil años, en Babilonia se festejaba el año nuevo el 23 de marzo. Los romanos también celebraban la llegada del año nuevo en el mes de marzo. Además, Julio César en el año 46 antes de Cristo fue el emperador que estableció el calendario que utilizamos hoy en día.

Actualmente, la isla de Kiribati cerca de la Polinesia francesa es el primer lugar donde comienza el año, y la región oriental de Hawaii es el último sitio donde se celebra el año nuevo.

En otro orden de cosas, el inicio de cada año está siempre plagado de buenas intenciones y deseos. Así que no está de más pedir para 2009 que no haya más violencia en el mundo, no más guerras sin sentido, no más muertes de inocentes, no más niños muertos por inanición. Que callen las armas y hable el sentido común. Que el egoismo en que todos, en mayor o menor medida, estamos instalados deje paso a la generosidad y que todos compartamos lo que tenemos, que seguro que nadie moriría de hambre si así lo hiciesemos.

Pero mucho me temo que todas estas peticiones que yo hago son una mera utopía.

FOTO: Calendario romano en piedra.

0 Cartas esféricas:

Publicar un comentario

Los rincones de mi nave
no guardan secretos;
salvo la intención, quizá,
de alguno de sus versos.